7 cosas curiosas que quizá desconoces de ti mismo

Por Mr. XApr 12, 2018
7 cosas curiosas que quizá desconoces de ti mismo

1. Tus huesos se “rompen” para equilibrar los minerales de tu cuerpo

Además de ser el soporte de nuestros músculos y órganos, los huesos ayudan a regular los niveles de calcio.

Los huesos se componen de fósforo y calcio, y este último es esencial para los músculos y los nervios. Si existe una carencia de calcio, ciertas hormonas “robarán” el calcio que debería emplearse para mantener tus huesos fuertes, haciendo que estos a la larga se “rompan o descompongan”, aunque consiguiendo que el cuerpo se supla del calcio que necesita.

 

2. Cuando te sonrojas tu estómago también lo hace

Si algo te da vergüenza generalmente te ruborizas, y cuando esto ocurre también sucede lo mismo con la mucosa del estómago.

¿Has escuchado la frase que dice que el estómago es nuestro segundo cerebro? Ya ves que no es una broma, muchas de nuestras emociones también se concentran allí.

 

3. Tienes kilómetros de vasos sanguíneos

Tu cuerpo tiene muchísimos vasos sanguíneos, si los unieras todos medirían unos 97.000 kilómetros, esto corresponde a más del doble de la circunferencia terrestre por el ecuador. ¿Puedes creerlo?

4. Tu piel tiene 4 colores

Si la piel no tuviera pigmentación seria de un blanco pálido. Los vasos sanguíneos hacen que la coloración sea un poco roja, también existe un pigmento que le da un toque amarillo y además la melanina sepia se crea en respuesta a los rayos ultra violeta en diferentes cantidades.

Estos cuatro factores son los responsables de los diversos tonos de piel de todas las personas de mundo.

 

5. El mundo se une a ti cuando ríes

¿Has notado que cuando ves a alguien bostezar, lo haces tú también? Lo mismo sucede con la risa, los estornudos y el llanto, es una de las cosas más curiosas que hay. Escuchar una risa, por ejemplo, estimula la región del cerebro que está asociado con los movimientos faciales.

Este tipo de gestos crean vínculos con los demás, incluso aunque no lo notemos.

6. Tienes la misma cantidad de pelo que un chimpancé

¡¿Tanto?! Aunque no lo creas es cierto, la diferencia radica en que el pelo que recubre nuestro cuerpo es diferente, en algunas partes es casi invisible, pero ¡está ahí!

 

7. Tienes menos huesos ahora que cuando eras bebé

Cuando nacemos tenemos cerca de 300 huesos, al crecer este número disminuye a 206 puesto que muchos se fusionan, ¡es una de las muchas cosas que cambian en tu cuerpo cuando vas creciendo!


No te pierdas de ninguna noticia

Suscríbete a nuestro boletín:

No te preocupes, no hacemos spam ;)

Noticias relacionadas

¿Qué opinas? escribe tus comentarios